En muchas ocasiones las mejores lecciones de marketing son las que nos da la vida, lo que damos por sentado o lo que consideramos que es de sentido común, puede ayudarnos a desarrollar excelentes acciones de marketing hoy en día. Es solo que, a veces, todas éstas lecciones que tenemos tan aprendidas, se nos olvidan y no pensamos en ellas, por ello hoy hemos querido recordar algunas lecciones que aprendimos de pequeños en dibujos animados como  por ejemplo, Scooby Doo 😉

lecciones de marketing que podemos aprender de scooby doo

Algunas lecciones de marketing que aprendimos de Scooby Doo:

  1. Las cosas no son tan malas como parecen: en la serie, los protagonistas se enfrentan a misterios que, en un principio, parecen bastante peliagudos, pero finalmente todo se resuelve y nos damos cuenta de que no era para tanto… En la vida real sucede lo mismo. Debemos enfrentarnos a los problemas, solucionarlos lo antes posible y buscar el lado positivo.
  2. Los misterios se resuelven mejor sin estrés:  los protagonistas tratan de resolver sus misterios sin dejarse llevar por el estrés o el miedo que producen algunas de las situaciones que viven. En marketing sucede lo mismo, debemos dejar el estrés a un lado, tener la cabeza fría y concentrarnos en abordar el tema en cuestión.
  3. Ser único te ayudará a ser memorable: lograr diseñar acciones únicas y diferentes a las que los usuarios están acostumbrados, hará que tus acciones sean un éxito y muy probablemente, recordadas en el tiempo. Ánimo y a ser creativos 😉
  4. Todos necesitamos un descanso de vez en cuando: a Scooby le gustaba comer y aprovechaba cualquier momento para tomar un tente en pie. En el trabajo, tomarse un descanso, comer o simplemente descansar, nos ayudará a tener las ideas más claras.

Podemos aprender muchas más lecciones de marketing de dibujos y series… ¿Cuales se os ocurren?