Emprender se ha convertido en una de las principales salidas profesionales hoy en día. Gran cantidad de personas, especialmente los jóvenes desempleados ven el emprender, principalmente en Internet como un importante medio para sobrevivir a la crisis.

Son muchas las personas que se plantean montar una tienda online, por ejemplo. Si nos paramos a pensar una de las principales diferencias entre emprender con una tienda online o física, es la cantidad de dinero a invertir. En una tienda online, es mucho menor, hecho que hace que esta opción sea aún más atractiva. Si necesitas más información acerca del coste de una tienda, puedes consultarnos sin compromiso 😉

Sin embargo, muchas personas desisten de llevar su idea a cabo por la falta de conocimientos acerca de los requisitos legales, trámites y normativas necesarias para comenzar con un negocio online.

Requisitos legales para montar una tienda online

¿Cuales son los requisitos legales para montar una tienda online?

Debemos tener en cuenta, que un negocio online, al igual que uno tradicional, supone llevar a cabo una actividad económica, por lo tanto debemos darnos de alta como autónomos. Los requisitos son sencillos, si tenéis dudas podéis acudir a entidades como la cámara de comercio de vuestra ciudad donde os ayudarán a realizar los trámites necesarios. La cuota mensual es de 264.44€.  No obstante, existen diferentes ayudas como la tarifa que permiten reducir considerablemente la cuota.

Es importante definir de la forma más precisa posible la actividad que se va a desarrollar, ya que de ella van a depender gran parte de las tareas administrativas o trámites a realizar. Si no lo tienes muy claro es mejor que consultes a un asesor, ya te puede ahorrar mucho tiempo y dinero.

Al igual que la mayoría de los negocios habrá un periodo en que solo tengas gastos y no haya ningún ingreso, por ello hasta que no empieces a facturar no tienes que presentar el modelo 036 a la Agencia Tributaria.

En cuanto a obligaciones fiscales, se deben presentar los modelos de autoliquidación del IVA (303 y 390). Si las compras y ventas son a nivel europeo habría que presentar otros documentos específicos.

Respecto al IRPF se deberán presentar los modelos 130 y 131 y declarar los ingresos obtenidos en la declaración de la renta. Además se deberá tener en cuenta el IAE, que dependerá del tipo de actividad.

Por otro lado, no es indispensable hacerse autónomo, también se pueden constituir otras sociedades como la SL si se cumplen los requisitos de constitución y se considerarán más beneficiosas.